Adultos mayores ahora también podrán disfrutar de la Reserva Nacional de Tambopata

    La Reserva Nacional de Tambopata, en Madre de Dios, tiene una extensión de 274.690 hectáreas. Allí habitan 169 especies de mamíferos, como monos, tapires, osos hormigueros, otorongos y lobos de río. Sin embargo, tenía algunas limitaciones para llegar.

    Hasta hace poco, el libro de visitas de la Reserva Nacional de Tambopata, en Madre de Dios, estaba firmado mayormente por adultos jóvenes. Pero desde inicios de este año han comenzado a acudir más grupos de turistas de la tercera edad, principalmente mayores de 77 años provenientes de los Estados Unidos.

    Eso antes era muy complicado pues el sendero que los guiaba para recorrer el área no era más que un suelo afirmado. Como quiera que en Tambopata llueve todo el año (y la mayor parte de este, intensamente) los caminos terminaban enlodados. “Los turistas tenían que venir con botas. Algunos, tras resbalarse, no continuaban la ruta. Muchos de avanzada edad no podían llegar”, cuenta Jorge Lezama, especialista del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) en Tambopata.

    Por la misma razón tampoco llegaban personas con limitaciones motoras. Y quienes iban terminaban saliéndose del sendero para buscar un camino más cómodo y fácil por el bosque, sobre ramas y hojas caídas. Entonces, dice Lezama, el camino comenzó a ensancharse por tantas pisadas, perjudicando a la reserva.

    Ximena Aguirre, una de los cuatro guardaparques que protegen todo el Lago Sandoval, calcula que en temporada alta pasan por ahí unos 200 turistas al día. Por esta razón el Sernanp decidió entablillar el sendero.

    “La infraestructura se terminó de implementar a fines del 2019 y ya está lista para ser usada. El puesto de control, además, se ha equipado con 5 sillas de ruedas”, señalan. Desde entonces, aseguran, también han venido madres con niños en coches.

     

    -Comprometidos con la conservación-

    La reserva tiene una extensión de 274.690 hectáreas donde habitan 169 especies de mamíferos, como monos, otorongos, osos hormigueros y lobos de río. También es el hábitat de 103 tipos de anfibios y de 205 variedades de peces, y un lugar privilegiado para el avistamiento de al menos unas 623 variedades de aves.

    Tres lagos forman parte de los atractivos turísticos de esta área de conservación: el Sandoval, el Cococha y el Schavacayoc-Condenado. Además, son muy concurridos dos puntos donde se concentran los guacamayos: Collpa (en quechua significa lugar de reunión de animales), Chunchos y Collpa Colorado.

    El puesto de control más cercano a Puerto Maldonado es el del Lago Sandoval. Para llegar a él hay que navegar por el río Madre de Dios unos 25 a 30 minutos en bote a motor.

    El puesto está ubicado en la zona de amortiguamiento de la reserva. Desde ahí se puede observar gran presencia de fauna local, como añujes, unos pequeños roedores parecidos a las ardillas, aunque sin la cola larga, que se alimentan de castañas.

    También una gran cantidad de insectos como zancudos –vemos unos recién alimentados, hinchados, que se desplazan muy lentamente–, mariposas, polillas y moscas de varios colores. Por las ventanas trepan algunas arañas en busca de comida.

    A lo largo del sendero que conduce a la reserva, y que tiene una distancia de 2.800 metros, abundan hormigueros y termiteros. “Las termitas son como los gallinazos de los insectos”, dicen en Sernanp. “Reciclan material orgánico muerto de las plantas, lo que tenga celulosa”, agregan.

     

    Y por el trayecto no faltarán las mariposas que se detengan a descansar en el fango o se reposen en algún turista. “El Perú tiene el récord mundial de mariposas”, recuerda Lezama. Estima que en la reserva hay más de 2.000 clases.

    Los loros y guacamayos se han refugiado por la lluvia, pero a lo lejos se les escucha carretear. Un pájaro carpintero, en cambio, continúa trabajando como si nada hubiera pasado.

    A los cotomonos es más fácil de ubicar. Toman siesta en familia, en las ramas más altas de los árboles que crecen a orillas del lago. Otros juegan entre las ramas de las palmeras.

    Más cerca del sendero, una pareja de monos fraile aguaita, con gran curiosidad, a un grupo pequeño de turistas.

     

    -Sin basureros-

    A lo largo de todo el sendero no hay ni un solo tacho de basura. La razón es muy sencilla. Antes, cuando había basureros, los turistas ensuciaban más, dejaban mucha basura y era difícil para los guardaparques sacarla luego. Después de todo, no hay cómo llevar camiones recolectores a Sandoval y para toda la reserva hay solo 30 guardaparques dispuestos en 9 centros de control.

    “El turista debe regresarse con todo lo que trajo. No se permite que dejen basura, menos plástico”, explican.

    Solo hay un sitio donde puede dejarse deshechos y es el kiosco de un vecino, que está situado al terminar el camino entablillado. El dueño se encarga de recibir toda la basura generada por compras ahí.

     

    -Tarifas-

    Las tarifas para el ingreso a la reserva por día son diferenciadas. Sernanp otorga beneficios para los niños, adultos mayores y, ciudadanos peruanos, así como para los miembros de las comunidades de Tambopata.

    Los extranjeros deben pagar el valor completo de la tarifa, que es de S/.100. Para los nacionales adultos, el precio se reduce a S/.15.

    En el caso de los peruanos menores de edad, estos solo deben pagar S/.8. Del mismo modo quienes viven en la localidad.

    En el caso de los niños menores de 5 años y los adultos mayores de 65, están exonerados de todo pago. Solo deben mostrar su DNI al ingresar.

     

    ELCOMERCIO PERU

    María del Carmen Yrigoyen

    Actualizado el 09/03/2020

     

     

     

     

     

     

     

     

    Visto 124 veces

    Madre de Dios es denominada como la "Capital de la Biodiveridad del Perú" y "Patrimonio Natural de la Humanidad"

    • Jr. Arequipa 655 Int. "C", Puerto Maldonado, Tambopata, Madre de Dios, Perú, América del Sur
    • ( +51 ) 082 352377 - ( +51 ) 982 709640

    Please publish modules in offcanvas position.