esbecazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakoltmkmtfaplptrorusrskslthtrukvi

R.P José Álvarez Fernández - "APAKTONE"

¡Escribe el primer comentario!
Valora este artículo
(1 Voto)

Este singular personaje nació en Cuevas (Belmonte-Asturias – España) el 16 de mayo de 1890. Llegó al Perú en 1917, dedicándose durante 51 años a su misión evangelizadora. Falleció en Lima, el 19 de octubre de 1970. Sin lugar a dudas que el Misionero Dominico más representativo en nuestra región es el Padre Álvarez, llamado cariñosamente

«APAKTONE» «Papa Viejo» en lengua harakmbut

APAKTONE realizó cientos de arriesgadas expediciones por todos los ríos y afluentes del Departamento de Madre de Dios que le merecieron recibir innumerables reconocimiento. Fue nombrado miembro de la Sociedad Geográfica del Lima, Gran Cruz al Merito por servicios distinguidos, otorgado por el gobierno peruano; medalla y diploma del Consejo Superior de Misiones del Ministerio de Asuntos Exteriores del Gobierno Español y Caballero de la Orden de Isabel La Católica, diploma del Departamento de Madre de Dios.

El Padre Joaquín Barriales O.P. autor del libro APAKTONE ha recopilado documentos referidos al intrépido misionero de 1917 a 1940. Manifiesta que cuando el Padre Álvarez llega al Perú predominaba la extracción del caucho, originando la presencia de inmigrantes europeos, asiáticos y también peruanos, que incrementaron la población del departamento.

Impulsados por el mercantilismo inglés, no solo era codiciada la explotación del caucho como materia prima, sino porque en la selva existía mano de obra barata del indígena nativo.

Los misioneros acudían a favor de los indígenas pero se encontraban con dos circunstancias adversas, los nativos se encontraban al servicio de los caucheros y los que pudieron huir se internaron en la inmensidad del bosque.

Estos últimos, conocidos en esos tiempos como los «Aislados Forzoso» que escaparon de la explotación de los caucheros y del exterminio, se instalaron en la zona del Alto Madre de Dios, zona inaccesible para los exploradores. En este lugar se produjeron sanguinarias confrontaciones e infinidad de muertes.

Los misioneros llegaban hasta los lugares de trabajo, tratando de inculcar los preceptos cristianos y en defender al indígena.

La competencia entre brasileños y peruanos en el intercambio de productos y en la venta de los peones, ocasionó un conflicto económico con consecuencias políticas, siendo los indígenas que mas defendieron heroicamente las fronteras.

Cuando el Padre José Álvarez inicia su labor misionera, había comenzado a decaer el caucho. Tenían que buscar otra actividad económica y los indígenas entendiendo esta situación, empezaron a sublevarse en los campamentos caucheros, acabando con la vida de sus patrones y empleados.

La valentía del Padre Alvarez se muestra con claridad en una difundida anécdota, que da cuenta que el sacerdote ingresó audazmente con un grupo de amigos indígenas con quienes

convivía, hasta la zona del Colorado. Salvó de morir porque sus acompañantes hicieron entender a los «Aislados Forzosos», que el barbudo cura era su «APAKTONE» (PAPA VIEJO).

Infatigable en el peregrinar por todas las zonas del departamento a pié y canoa, acompañó a diversas comisiones y exploraciones. Las expediciónes a Puerto Leguía, Colorado con Werner Green e Ixiamas a Bolivia confirman el duro trajinar de este Misionero ejemplar.

Un reconocimiento especial al noble misionero, que no solo llevó el mensaje evangelizador y humanitario, sino además por los importantes aportes que realizó en sus crónicas de viaje, precisando acontecimientos importantes y personajes que han quedado impresos en la historia de Madre de Dios.

 

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.