esbecazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakoltmkmtfaplptrorusrskslthtrukvi

Sebastián Benedet y Jorge Chávez Rengifo

¡Escribe el primer comentario!
Valora este artículo
(0 votos)

EL Cáp. Sebastián Benedet de origen español y Jorge Chávez Rengifo, hijo de una familia conocida de Puerto Maldonado fallece el 07 de abril de 1958 en el vuelo inaugural decolando en la ciudad del Cuzco, frustrándose de este modo un proyecto de dimensiones mayores.

Ante el aislamiento por la falta de vía de comunicación estos dos pilotos identificados por la tierra del Madre de Dios adquieren una aeronave Lockeed de USA con capitales de la región del Cuzco. Crean la empresa «Aerovías Madre de Dios S.A.».

 

LA MUERTE DE JORGE CHAVEZ

Se Piensa que Jorge Chávez muere de nuevo, cada vez que un piloto rinde la vida en cumplimiento de su misión de hacer más nuestro el cielo de la Patria. Todo el futuro de la Fuerza Aérea, estaba ya en potencia en el vencedor de los raids aéreos de Reims y BlackpooI que conmovieron a los sportsmans de hongo y jacquet, que todavía discutían las ventajas de la aeronave sobre el globo móntgolfier, cuando ya “Geo” Chávez tramontaba los Alpes hoscos y blancos, con su grueso tricóta, su gorra plana y su sonrisa de triunfador asomando en La carlinga del Bleriot.

Qué impulsa a un hombre a empinarse sobre la tierra? En un país de tradición y forja de aviadores son muchas las circunstancias que empujan a un mozo hacia los gallardos escuadrones azules. Están las hazañas de Quiñones y Secada; el periplo de Canga y los vuelos de Revoredo, alrededor de América; la audacia de Alvariño y de Velasco la juventud convertida en llamas de Salazar Southwell. Todo puede deberse, también, al conjuro de un nombre que conlleva una leyenda, casi un mito, y que teje una red de coincidencias para culminar en el desenlace que emula y casi duplica el fin del héroe homónimo.

Jorge Chávez Rengífo nació  en Puerto Maldonado. Si al apellido familiar se une la veneración a la memoria del pionero de la aviación peruana, y el nombre Jorge se impone en la cuna bautismal, lo demás es sólo cuestión de tiempo. El muchacho de Madre de Dios a fuerza de  voluntad y ernpeño, de vocación, superó los obstáculos que encuentra todo provinciano desconocido y pobre y culminó sus esfuerzos al obtener,  el brevete de piloto civil. Amaba a su patria chica por sobre todo y ansiaba conectarla con los grandes centros urbanos por medio de los caminos del aire. Cuando supo de los planes del Capitán Sebastián Benedet se sumó a él en la empresa de fundar la compañía de aviación Aerovías Madre de Dios S. A., que uniría este lugar con el Cuzco, Puno y Arequipa Benedet, ex-Capitán de la fuerza aérea española, poseía un conocimiento cabal de las rutas del Oriente y había cumplido exitosas y difíciles misiones como fue la de hallar el avión de Transportes Aéreos Militares 486, qué se estrelló en el cerro “Piscohuañuna” catástrofe aérea,  en la que perecieron once personas. Benedet un gallego de La Coruña, muy recio, muy entero, muy buen pilotó, parecía hecho a propósito para inflamar la imaginación de Jorge Chávez Rengifo.

Llegó a Lima para trabajar en la Compañía Faucett, y decidió quedarse aquí porque la selva lo embrujó con su enigma verde. Chávez Rengífo, que le admiraba, buscó su amparo y prácticamente seguía a Benedet a donde iba. La red de las circunstancias tejió sus últimos nudos cuando al fundarse Transportes Aerovías de Madre de Dios, Benedet y Chávez que también trabajó en Faucett dejaron su antigua empresa y se unieron a Alcides González, principal accionista en la compra de la primera y única máquina de la entidad comercial que adquirió el bimotor Loocket -C-46-OB-WBO-505, que trajeron lo dos aviadores civiles desde los Estados Unidos, en un largo y algo accidentado vuelo.  Hubo, todavía, un vuelo de pruebas final en Lima .

En el aeropuerto Velasco Astete, Benedet, gran piloto al que nada arredraba, no quiso dejarse llevar por los funestos augurios que significaban dos decollages fallidos, al reini- ciarse el vuelo Capitán Sebastián Benedet, quien desde este momento influye enormemente en su vida.

Se graduó de Piloto Civil, título. que consiguió por sus propios medios y a costa de granran voluntad y esfuerzo.

Desempeñandose como tal hasta que un dia nos dimos con la ingrata noticia de que Jorge Chávez Rengífo había muerto en un accidente de aviación en el Cuzco, cuando realizaba el viaje inaugural de la Cía. Aerovías Madre de Dios S.A, que uniría Puerto Maldonado con otras ciudades del sur. Murieron también con é1, su maestro y gran guía espiritual el Capitán Sebastián Benedet Orduña, lo mismo que el mecánico Oscar Salinas.

 

JORGE CHÁVEZ HA MUERTO

¿QUIÉN  FUE JORGE CHAVEZ?

Para quienes tuvieron la suerte de alternar con Jorge, mucho tienen que contar de su acrisolada vida.

Nació en la cuidad de Puerto Maldonado y lo decía con orgullo a todos los que le preguntaban. Amaba tanto a su tierra que su vida la ofreció por entera, como nadie lo ha hecho, para conseguir su adelanto y grandeza ha ido hasta el sacrificio. Hombre de preclara visión y férrea voluntad, así lo demostró a través de su corta existencia. Su vocación por la aviación fue innata, desde niño la amó sin pensar en los peligros que le deparaba. Se recuerda aquel chiquillo inquieto, de facciones finas y tez clara; portando entre sus manos un sencillo avión de topa, lo cual lo hacia volar con asombro sa facilidad, plasmando en su tierna mente las vivencias más hermosas de su niñez; sin mas pensamiento que llegar algún día a ser aviador para surcar los azules cielos de nuestra selva.

Terminó sus estudios de primaria en la Escuela de Segundo Grado de Varones N° 1081 de su tierra natal Se trasladó luego a la capital para hacer sus estudios secundarios ingresando al glorioso Colegio Guadalupe, terminando satisfactoriamente sus estudios. Al año siguiente obedeciendo a un llamado de su  vocación ingresa a la Escuela de

Aviación de Las Palmas, siendo el primer maldonadense que había llegado a vestir el glorioso uniforme de nuestra gloriosa Fuerza Aérea Peruana como Cadete.

Pero su suerte y su destino no era aquel, si no que tenia  designado un lugar preferencial en la aviación comercial civil, de allí que muy corta fue su estadía en este centro de estudio.

Comenzó su nueva   vida trabajando en la Cía. de Aviación Fauccet donde conoció al que mas tarde fuera su compañero de infortunio, Capitán Sebastián Benedet, quien  desde  este  momento  influye enormemente en su vida.

Se graduó de Piloto Civil, título que consiguió por sus propios medios y a costa de gran voluntad y esfuerzo. Desempeñándose como tal hasta que un día nos dimos con la ingrata noticia de que Jorge Chávez Rengífo había muerto en un accidente de aviación en el Cuzco, cuando realizaba el viaje inaugural de la Cía. Aerovías Madre de Dios S.A, que uniría Puerto Maldonado con otras ciudades del sur. Murieron también con é1, su maestro y gran guía espiritual el Capitán Sebastián

Benedet Orduña, lo mismo que el mecánico Oscar Salinas. Fue un activo miembro de las asociación departamental de Madre de Dios; En 1956 cuando se fundó la  Asociación, Departamental Madre de Dios, formo parte de ésta, siendo uno de los socios fundadores que siempre asistía a las sesiones, donde con sencillez y entereza defendía las causas nobles. Allí encontraba a sus amigos de la infancia de quienes siempre recibió el cariño que se hizo acreedor.

No hacia mucho había viajado con él Capitán Benedet a Estados Unidos para traer la primera nave de la nueva. Compañía que se había fundado. Muchos recuerdos existe de aquel viaje lo mismo que de las bondades de La nueva aeronave. Una semana antes del percance, como si el destino le anunciara algo, tuvo oportunidad de estar muy cerca a sus buenos amigos, pasando sus mejores momentos de sus contados días.

 

EL TRÁGICO ACCIDENTE

El día 7 de diciembre de 1959 estaba fijada la fecha para  realizar  el  vuelo inaugural de la nueva línea. El vuelo de Limatando a Cuzco lo hicieron con felicidad y, al llegar a esa ciudad un numeroso grupo les dio la bienvenida. En ese   viaje   iba   como invitado de honor nuestro dinámico Presidente Sr. Luis del Prado E. portando el saludo de la Institución a nuestro pueblo.

Entre   las   numerosas personas que se habían congregado en el  aeropuerto     “Velasco Astete’  del  Cusco,  se encontraba el Dr. Carlos Schiaffino Acuña, quien no podía faltar a la cita. Benedet y Chávez eran el binomio de las felicitaciones y centro de los  mejores  deseos  y augurios para el mejor éxito dé esta nueva Cía. que para orgullo de la región    ostentaba    el nombre con caracteres indestructibles de AEROVIAS MADRE DE DIOS S. A., en honor a la tierra que tanto amaron. Eran  las  4  y  35  p.m. momento de la partida, del viaje sin regreso, de la inmolación y del descanso eterno. Después de tres intentos de decolaje, el avión logra elevarse con dificultad y,  sin tomar mucha altura a unos pocos kilómetros el avión con sus ocupantes  se precipita a tierra. De  nada sirvió el optimismo de su valiente Capitán de llegar ese día a su destino. Una enorme nube de polvo se elevó en el lugar del siniestro. Las mismas personas que habían acudido a darles la feliz partida, se encontraba frente a un hacinamiento de fierros retorcidos y sin más demora prestaron el auxilio necesario a las víctimas y ante aquel horrible espectáculo no hubo persona que no se conmoviera y prestara u valiosa ayuda.

Jorge Chávez y Oscar Salinas murieron instantáneamente, Benedet aún con vida sigue la misma suerte que sus compañeros pocas horas después del accidente, a pesar que la ciencia hizo todo, lo posible por salvarle la vida.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.