esbecazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakoltmkmtfaplptrorusrskslthtrukvi
Valora este artículo
(0 votos)

En el Departamento de Madre de Dios, triunfan los candidatos:

  • Senador: Sr. Sixto Gutiérrez Chamorro.
  • Diputados: Teniente EP Alberto Mallea
  • Benavente, Ing. Pedro Bardi Zeña.

Con el sistema de elecciones planteado por el nuevo estatuto, resultaba el Congreso una mixtura. La lista triunfante del arquitecto Fernando Belaúnde Terry, tuvo que enfrentarse a las alianzas opositoras que dándose en minoría en el Congreso.

Las jurisdicciones departamentales salieron ganando, por que tenían ya leyes dadas como la del Fondo Nacional de Desarrollo Económico, que asignaba partidas fijas, intangibles y acumulables para cada Departamento. A esa Ley había que agregar las partidas globales de acción popular, ósea para atender a la prosecución de obras iniciadas en los pueblos por la cooperación del pueblo. Perfilada la obra, ésta era auxiliada y subvencionada con partidas de Cooperación Popular. Y no paró allí el beneficio económico que recibieron los pueblos.

Como la partida global la manejaba el Ejecutivo por intermedio de sus Ministros, muy poca opción tenía la oposición para intervenir. Entonces se creó la partida de “Iniciativas Parlamentarias”. En virtud de esta Ley, cada representante podía ejecutar la obra que más le conviniese y a partir de 1964, sus beneficios se dejaron sentir en cada provincia del país. En la mayor parte de las provincias se ejecutaron obras de saneamiento y de distinto orden.

En resumen los representantes del período iniciado en 1963, tenían partidas para hacer hasta un ferrocarril de oro, según dicen los entendidos en estadística. Si no hicieron obras sólo ellos saben por qué. Pues tuvieron: Dinero por el Fondo Nacional de Desarrollo Económico. Dinero por Cooperación Popular. Dinero por Iniciativas Parlamentarias. Y no pueden decir que no.

En 1968 se inicia un nuevo tipo de Revolución Peruana. De cuño nacionalista y sentido profundo de reivindicación peruanista, se inició el 3 de octubre, de 1968, bajo la égida de una organización castrense, bien preparada en la Universidad de los que desean conocer y estudiar los grandes problemas nacionales, el CAEM. El jefe de este equipo revolucionario nacionalista ha hecho noticia hasta más allá de nuestras fronteras y de nuestro continente. Todos los conocen y se llama General Juan Velasco Alvarado.

En reciente entrevista, el expresidente Fernando Belaunde Terry, declaró a la revista “informe” de Lima, al preguntársele su opinión sobre la carretera Transamazónica, que construye actualmente el Brasil: Ese es un plan totalmente distinto, por que ellos tienen en miras la comunicación principalmente. Sus terrenos no son como los del Perú. Nosotros, en el anfiteatro andino podemos tomar altura, escoger condiciones ecológicas propias de la altitud escoger el clima que deseamos.

En la selva peruana es posible escoger un clima de la costa azul. No hay exageración al afirmar que el clima en el departamento de San Martín no es el del congo Africano, pero sí el de la Costa Azul.

Si nosotros seguimos ese nivel- que es el nivel de Moyobamba, de Tarapoto y quizá el nivel de San Ramón –esa es una altitud adecuada para un climamuy favorable. Nuestro proyecto estaba pensado en esa altitud. Recorría al pie del monte andino. Acabo de tener la satisfacción en Colombia de ver que ellos han avanzado con gran visión. He hacho dos visitas a Colombia. Una a los llanos de Villavicencio, donde se han efectuado grandes descubrimientos petrolíferos, y otra a la ciudad de Meiba, donde fui invitado a pronunciar una conferencia sobre la Marginal, por la Sociedad de Arquitectos Colombianos en su Congreso Nacional, celebrado hace dos meses(diciembre de 1971). En la zona de Florencia, los Colombianos, en año y pico, han avanzado cerca de 300 Kms. Florencia es un punto en el Chaqueta, donde existen enormes yacimientos de asfalto, de manera que toda la parte colombiana puede ser asfaltada con esos yacimientos. Trato ahora de estudiar a los países vecinos. Tengo acceso a diversas bibliotecas. En Harvard, estudié muchas publicaciones y vi originales de viajeros peruanos. Todo eso me ha permitido prepararme mejor y pienso seguir en esas exploraciones. En cuanto pueda voy a IR A Bolivia y Ecuador.

Respondiendo a la pregunta: Se ha dicho que la Transamazónica es una respuesta a la Marginal ¿Ud. Lo cree?, manifestó: Evidentemente las revistas brasileras, especialmente “Veja” algo habían insinuado de que esa obra era como una respuesta ala Marginal. Personalmente creo que todo proyecto de desarrollo puede complementarse y que hay un deber de sincronizar el desarrollo. Me parece que el Perú debe estar en las fronteras cuando llegue el Brasil. Entre paréntesis, lo han hecho ya en el Sur, en el caso de Iñapari. Están ellos en Paraguazú. En este sitio que los bolivianos llaman Bolpebra (Bolivia, Perú y Brasil), donde hay tres aldeas: Paraguazú, Bolpebra e Iñapari. En mi Gobierno tuve enorme cuidado en avanzar la vialidad en ese lugar. Hice construir con gran apoyo del pueblo de Mare de Dios, Iñapari-Iberia. Por otra parte yo mandé un batallón en dirección a Manu. El Gobierno de Prado había llevado la vialidad, por las vais normales de construcción civil, hasta el río Carbón, mas debajo de Paucartambo. Yo la avancé hasta Shintuya que es una misión dominica. Allí fui con el Presidente Barrientos de Bolivia.

Tenía la esperanza de encontrar esa carretera en Manu ahora, pero me he informado con gran pesar que se han retirado esas fuerzas. Siempre imaginé que eso tenía una prioridad uno. También mandé una comisión presidida por el Ing. Alva, a estudiar el camino Manu-Iberia que debía crear el enlace con el Brasil. Ese es el enlace más urgente del Perú, por que es el río Piedras que está en tierras altas, por tanto tierras buenas. Debido a eso estábamos empeñados y teníamos grandes esperanzas en esa conexión internacional.

Toda esta apreciación del exmandatario, no hace más que ratificar, la opinión de los entendidos, quienes al referirse prioritariamente a la ejecución de carreteras, recomienda la pronta realización de las mismas en el departamento de Madre de Dios. La extensa zona sureña, agobiada por la superpoblación y las sequías constantes, sus moradores emigran en busca de nuevas y promisoras tierras, pero la falta de auténticas vías de comunicación, logran cumplir a medias su difícil cometido.

Por eso debe dejarse expeditas la Carretera Quincemil-Maldonado, que en sus tramos del Km. 0 al 27 (saliendo e Maldonado), se ha levantado rasante y tiene lastrado, constituyéndose en la parte mejor conservada; del 27 al 93, están sin lastrado, de los cuales 40 Kms. Requieren levantamiento de rasantes; del, 93 al 141, están con lastre y levantamiento de rasante, pero ya se encuentran muy deteriorados, del 100 al 128 se pueden considerar como casi intransitable, lo que hace suponer su inmediata reconstrucción, al haberse malogrado por falta de un buen mantenimiento.

Ya, en el Presupuesto Funcional de la República, para los año de 1971-1972, se consideró 20 millones de soles para el mejoramiento del sector Inambari-Puerto Maldonado, pero hasta la fecha, mediante una serie de postergaciones, sólo se ha logrado mantener una pequeña cuadrilla de trabajadores para reparar los daños inmediatos, es decir una panacea al tremendo y casi eterno problema de su mantenimiento.

Esperamos impacientemente de una vez por todas, se haga el levantamiento de razantes y lastrado correspondiente, en los lugares que así se requieran.

Además está pendiente la terminación de la carretera Cusco-Manu, que después de atravesar el río Carbón, llaga hasta la misión dominica de Shintuya. Desde el Manu, se proyectó un enlace con Iberia y que está a la espera de su factibilidad.

Otra gran vía, sería el enlace que vendría desde Puno, o sea desde la localidad de Macusani hasta Sangabán, y de allí llegaría a Inambari, para unirse con la carretera que va hacia Maldonado. Este proyecto lo fundamenta muy acertadamente nuestro amigo y colaborador don Julio Cárdenas Peñaloza, en carta dirigida al Presidente de la República, y que gustosamente reproducimos en las siguientes páginas.

Sin lugar a dudas otro proyecto de gran significación para nuestro País y en particular para la zona sur, es la comunicación con la red vial brasilera, por intermedio de la vía Transcontinental, que al llegar a Río Branco, capital del Estado de Acre, sale un ramal hacia Brasileia, que está frente a la ciudad boliviana de Cobija, y de donde parte otro hacia Paraguazú o Villa Assis, que asu vez está frente a Iñapari y Bolpebra. Aún se comenta, el ofrecimiento que hace algún tiempo hizo el Gobierno Brasileño a través de su Ministerio de Transportes, para ceder el pool de Maquinarias que utilizaron   para sus carreteras al llegar a Paraguazú, a fin de que se utilizara el mencionado equipo en la terminación de la carretera Iñapari-Iberia-Maldonado. De ser cierta esa información, y al no ser aceptado dicho ofrecimiento, se hubiera perdido una gran oportunidad de concretar la realización de la gran vía Transcontinental al unir las costas del Atlántico con las del Pacífico. Los bolivianos, vienen trabajando una vía que unirá Cobija, con Puerto Heath, que está frente al poblado peruano de Puerto Pardo, sobre el río Madre de Dios. Con esta carretera se complementaría con la de Maldonado-Iberia-Iñapari, constituyendo un efectivo triángulo de integración para los tres países limítrofes. Dada la trascendencia y magnitud del proyecto carretero de Maldonado-Iberia Iñapari, el Gobierno  Central, por intermedio del Ministerio de Transportes, debería presupuestar esta importante obra y ejecutarla de inmediato y en el menor tiempo posible, dado su inmensa significación económica al conectarnos con las vías internacionales antes aludidas; ya que el exiguo presupuesto que proporciona a la JOP de Madre de Dios, el Consejo Superior del Fondo Nacional de Desarrollo Económico, no permite más  que realizar anualmente un rasguño en la inmensidad de la maraña selvática. Necesitamos un mayor aporte económico para la cristalización de este proyecto largamente acariciado, y que evidentemente traerá enormes beneficios para todo el sur del País. Es verdad que nuestro coloso vecino, el Brasil cuenta con los medios necesarios para la ejecución de sus fabulosa sobras, pero, también es cierto que el tramo de 150 Kms. Que unirían a Maldonado con Iberia – ya que de Iberia a Iñapari, ya existe una trocha carrozable- y el afirmado del tramo Inambari-Maldonado, representarían sólo una minúscula inversión, si se tiene además en cuenta su significación y trascendencia si pudiéramos compararla con las ingentes sumas que invierten los brasileros a través de la construcción de miles de kilómetros de vías en plena selva amazónica. A modo de ilustración podemos citar algunas de las carreteras que el Gobierno brasileño ha terminado y otras que están en plena construcción: Brasilia-Belém con 2,188Km.; Manaos- Porto Velho, con 846Km; Manaos-Boa Vista,que se conectará con Venezuela y Guayana; Macapá-Oiapoque, para ligarse con la Guayana Francesa; la gran vía Transamazónica con 5,000 Km. Que sale de Joao Pesoa o Recife, se proyecta hacia Picos-Floriano-Pastos Bons-Porto Franco-Estreito-Marabá-Jatoba-Altamira-Itaituba- Jacareacanga-Humaitá-Lábrea-Rio Branco, y es aquí donde se conecta con la red vial que va hacia la frontera con Perú;

Otra gran vía y la primera que comenzó a construirse es la Transcontinental, con cerca de 5,000 Km. Que sale de Río de Janeiro o Sao Paulo y se proyecta hacia Brasilia-Jataí-Cuiabá-Vilhena-Porto Velho- Abuná-Río Branco-Sena Madureira-Feijo-Cruzeiro do Sul- Boquerón de la Esperanza (frontera con Perú). Al llegar a Río Branco, hay un ramal que va hacia Brasilea y de ésta a Villa Assis o Paraguazú, frente a Iñapari.

 

 

Más en esta categoría: « Elecciones Generales de 1956

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.