esbecazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakoltmkmtfaplptrorusrskslthtrukvi

Tambopata: Un paraíso por conocer

Publicado en Artículos de Interés
¡Escribe el primer comentario!
Valora este artículo
(0 votos)

Si usted amable lector es amante del turismo de aventura, sin duda alguna le recomiendo conocer Tambopata, no se arrepentirá. El vuelo saldrá de Lima. Previa escala en la ciudad imperial, llegará a Puerto Maldonado,  a pocas horas de la frontera con Brasil y Bolivia.  Aventura pura y calma en la  bella selva amazónica. Aventura y calma, a la vez o alternadas.

Desde el aeropuerto, para llegar a nuestro destino, un lodge en el corazón de la jungla peruana, hay que tomar una vía que alguna vez fue asentada y plana. A los lados de la trocha, cultivos de papayas, algo de ganado vacuno, invasiones y puentes a medio hacer. Promesas incumplidas que se han ido acumulando.La carretera nos lleva a Infierno, pueblo de inusual nombre al pie del río Tambopata, donde tomaremos una lancha con destino a la reserva natural del mismo nombre. Dejamos Infierno, vamos al esperado paraíso.

Cabe destacar aquí el proyecto de ecoturismo de la Posada Amazonas el mismo que consiste en un acuerdo entre los pobladores de Infierno y un grupo de empresarios capitalinos. Estos los capacitarán y les darán empleo en el hotel y en los servicios turísticos que brinda. En el 2016 serán los propios pobladores los encargados de administrar  y dirigir el proyecto.

Luego de una caminata se llega a una torre que se eleva a 47 metros para ver el atardecer sobre la selva, mientras se ven pasar dos bellos guacamayos, y se escucha el grito de monos aulladores, entre otros animales. El cielo se va con nvirtiendo en todos los matices que pueden existir entre el rojo y el azul.

Es muy probable que al inicio no pueda conciliar el sueño. Es que pocas veces se puede dormir con todos los sonidos de la selva imaginables. Sin embargo es tanto el cansancio por las caminatas, que terminas profundamente dormido.

Otro lugar imperdible es la laguna Tres Chimbadas la cual se creó de manera natural, cuando el río Tambopata cambió de curso. Actualmente esta parte alejada del cauce actual del río, luce aguas oscuras y sus orillas son el hogar de nutrias y caimanes que, si se tiene suerte se dejarán apreciar. En realidad es toda una aventura para ver de cerca a estos animales, que sin duda alguna son los favoritos de los directores de películas de terror.

En la laguna o cocha hay al menos 17 especies de peces y que el shansho es el ave que domina esta parte de la reserva. Se trata de un ser de plumas escarlatas que emite sonidos graves.

En fin Tambopata es un paraíso en el que podrá caminar por la majestuosa selva en busca de nuevas especies, por ejemplo. Toparse con ranas multicolores, monos aulladores, complejas colonias de hormigas y aves jamás observadas será una experiencia realmente enriquecedora.

Por la noche, si las condiciones son óptimas, salir en una lancha a ver caimanes, nos recordará que la selva es de ellos. Al día siguiente podrá hacer canotaje. En tierra podrá esperar llegada de decenas de guacamayos a una collpa, un banco de barro al que acostumbran llegar para alimentarse de la tierra, una fuente de minerales irreemplazable en su dieta. Hay un espacio cercano a la collpa acondicionado para que los visitantes puedan apreciar a las aves sin intimidarlas con nuestra presencia.

 

AERONOTICIAS

 

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.