esbecazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakoltmkmtfaplptrorusrskslthtrukvi

Puerto Maldonado la capital de la biodiversidad

Publicado en Artículos de Interés
¡Escribe el primer comentario!
Valora este artículo
(0 votos)

Puerto Maldonado es una región de puro verde, hoy en día se pueden encontrar hospedajes que se encuentra en el interior de la naturaleza, Puerto Maldonado es una región que se encuentra muy cerca de Cuzco y es una buena razón para cuando hagan la ruta del sur del Perú venir a conocerlo ya que aquí la selva tiene su encanto y es lo que hace que muchos visitantes lleguen de diferentes partes del mundo para respirar naturaleza y encontrarse con los animales en su propio hábitat.

 

 

Puerto Maldonado es una zona donde el verano es caluroso y las temperaturas pueden llegar hasta los 40 grados, Puerto Maldonado es la capital de la región de Madre de Dios, esta fue una zona creada en los tiempos en las que en la selva se generaba la explotación del caucho al encontrarse entre los límites de los actuales países vecinos e Brasil y Bolivia, el gobierno decidió crear Puerto Maldonado y la región madre de Dios para poder generar un foco de desarrollo en estas tierras que se fueron impulsando poco a poco.

 

 

En Puerto Maldonado existen problemas como en cualquier otra parte del Perú sin embargo existe un gran potencial para hacer frente a los problemas Mineros, hoy el emprendimiento de sus habitantes ha hecho que en los últimos 15 años se haya mejorado bastante la infraestructura para recibir a los visitantes.

 

El cielo de Puerto Maldonado es amplio con un celeste y blanco que hace una linda combinación con el verde de su suelo donde se puede encontrar la ciudad entre ríos, una de las cosas que se puede encontrar en Puerto Maldonado es que es uno de los mejores sitios para el observación de aves.

 

Estar en la selva es probar los diferentes productos gracias a las frutas exóticas que se extraen de sus tierras, aquí muy cerca se encuentran lugares mágicos como la reserva de Manu y Tambopata si no cuenta con mucho presupuesto también lo pueden hacer visitando los hospedajes que están dentro de la ciudad.

 

En la ciudad se encuentra también un obelisco que se puede subir para poder admirar de la preciosa vista que se tiene de la naturaleza, si bien Puerto Maldonado no es tan extensa aquí se mescla diferentes cosas entre la modernidad y las casas de madera con sus gente acogedora de hace que esta ciudad tenga vida propia y cualquiera tenga experiencias memorables.

 

La ciudad se encuentra cerca del rio que tiene el nombre de la región que se llama “Madre de Dios” donde hoy en día se pueden reaizar actividades sobre sus aguas como el Kayack, por otro lado en esta zona se encuentra un puente que es considerado uno de los más largos que se pueden encontrar en Perú.

 

Estar en puerto Maldonado es necesario poder despertarse temprano para poder ver el amanecer de la selva además de encontrarse con las aves que se pueden visitar como los loros y los guacamayos, también se puede encontrar un mariposario donde se puede hallar más de 1000 variedades pues una de cada cinco mariposas se encuentra en el Perú.

 

A comer como la selva

Los restaurantes de Madre de Dios y de su capital Puerto Maldonado pueden ofrecer platos con ingredientes a base de los productos que se encuentran en Perú como la rica cocona, y también tiene influencias del mismo Perú ya que se puede encontrar un rico ceviche y un tradicional tacacho con su cesina. Uno de los restaurantes que pueden conocer se llamar Burgos.

 

Entre los ríos Tambopata y Madre de Dios fue el origen donde se fundo inicialmente esta zona de la selva, sin embargo debido a las crecidas de las aguas en sus casi 115 años hizo que la gente tuviera que volver a desplazarse en lo que hoy se conoce la actual ciudad, esta zona antigua es conocida como Pueblo Viejo donde se pueden observar arboles y el rio que fue como es hasta ahora el principal eje de vida para la subsistencia de los pobladores.

 

De la selva se pueden obtener tan ricos productos como la dulce papaya, olvide mencionar que en esta zona también se puede encontrar una zona donde los maestros carpinteros realizan actualmente construcción de botes y que pueden ser usados para dirigirse a la zona de Tambopata.

 

Al igual que algunos cementerios únicos del Perú en esta zona de la selva también se puede encontrar un cementerio con los primeros descendientes de los japoneses esta colonia que también esta afianzada aquí se puede encontrar en la misma plaza de armas, véanla con detenimiento y se darán cuenta porque lo menciono.

 

Arte de la selva

En la ciudad de Puerto Maldonado se puede encontrar gente con un don en sus manos que han podido recibir la influencia en su más de 5 etnias que se encuentran en la selva, la gente de aquí nos puede hacer una meditación sobre la sencillez  con la que vive la comunidad nativa además de la buena convivencia que ha vivido cada poblador con la naturaleza puesto que esta población respeta a la madre naturaleza y ha podido adquirir conocimientos ancestrales a lo largo de los años.

 

 

Infierno

Hay una comunidad que se llama infierno quizás el nombre venga debido a que el calor aquí es fuerte y con la llegada de los españoles a estas nuevas tierras decidieron llamarla así, es un lugar donde la gente tiene apellidos que provienen de sus lengua nativas.

 

Infierno ofrece una artesanía con las semillas que se han podido obtener de la selva, otra de las cosas que pueden encontrar aquí son las castañas y desde aquí también se pueden dirigir dentro del rio Tambopata para poder llegar a otras comunidades como una zona denominada Ñape.

 

La ceremonia de la Ayahuasca es algo que se puede realizar en Madre de Dios y en esta zona predilecta de muchas plantas y árboles medicinales que llegan para poder encontrar solución no solo a sus problemas físicos sino también a los problemas de la mente que alguna persona pueda tener. Todo esto que les cuento se debe gracias a la presencia de los maestros chamanes que han podido adquirir estos conocimientos de generación en generación.

 

Movilizarse fuera de la ciudad es hacerlo a través del bote y de sus ríos, navegar el el rio es escuchar un sonido especial y  único que promete despertar todos los sentidos que tengamos, vista, olfato, audición y más. Las aves y los árboles son las principales protagonistas.

 

 

Debido a esta gran naturaleza es que hoy en día se puede encontrar diferentes lodge en el medio de la nada donde algunos de ellos se encuentran hechas por los pobladores nativos de la zona.

 

Hay muchas formas de poder usar la naturaleza de manera responsable y aquí en esta zona de Infierno hace renombre a la mención de que Puerto Maldonado es capital de la Biodiversidad, donde se puede caminar y aprender de cada uno de los beneficios que tienen las plantas medicinales en esta zona del Perpu.

 

Lago tres Chimbadas

Los lagos son conocidas en la selva como cocha, y cerca de la comunidad anterior que les estaba contado de Infierno, se encuentra una laguna conocida como tres Chimbadas donde para poder ingresar en ella se debe de hacer sin un motor para no perturbar la naturaleza que lo rodea.

 

Desde esta zona del lago también se pueden encontrar con miradores que las personas del lugar han podido realizar para poder observar desde lo alto los árboles y el cielo naranja especial y típico de la selva.

 

Cruce de frontera

A unas tres horas se puede llegar a la zona de Iñapari que se encuentra entre la frontera de Perú y Brasil, se pasan pueblos que hacen honor al clima como por ejemplo “Sudadero” este camino se da gracias a la carretera Interoceánica donde a través de su recorrido se puede encontrar esta selva virgen que se encuentra muy cerca de la ciudad.

 

A pesar de que Madre de Dios es capital de la Biodiversidad en Perú solo se conoce una cierta parte de lo que cuenta este lugar, esta región del Perú es hasta más grande que otros países de Europa y tiene un potencial enorme para el turismo.

 

Hay pueblos con nombres muy auténticos si bien había pasado ya por “Sudadero” también se encuentra otro muy original llamada “Alegría” en esta zona se puede encontrar arboles de castañas que son arboles especiales que crecen solo aquí.  El Perú se conoce no solo por avión sino también a través de sus carreteras que tienen una belleza en sus paisajes únicas y que mejor que hacerlo a través de la selva de Madre de Dios para poder reconocer más de la biodiversidad de esta zona maravillosa del Perú.

 

En unos 232 km de distancia desde la ciudad de Madre de Dios se puede llegar a Iñapari que es la ciudad límite para luego poder cruzar la frontera rumbo a Brasil, este pequeño pueblo al igual que la capital de Madre de Dios ha surgido gracias al boom del caucho que se desarrolló en el siglo pasado, hoy que este boom ha desaparecido aún existe un desarrollo en el pueblo que va empezando poco a poco a desarrollarse para poder contemplar más de la selva.

 

Cerca del pueblo de Iñapari se puede cruzar frontera hacia Brasil para llegar a Assis el proceso de migraciones es sencillo, esta es una ciudad mucho más grande que la de Perú donde se desarrollo un fuerte proceso de colonización por el gobierno de Brasil, se ve un contraste entre ambos pueblos. La zona del límite de Brasil pertenece a la zona de Acre y es un lugar donde a parte de hablar un idioma diferente como es el portugués se puede encontrar una buena convivencia entre estos dos pueblos vecinos.

 

Regresando a la zona del Perú de Iñapari nos podemos dar cuenta que existe una predisposición de los pequeños empresarios para poder aprovechar de una manera sustentable los recursos que cuenta Iñapari para el desarrollo de sus pobladores, aquí por ejemplo se puede encontrar ganados e industrias que respetan el medio ambiente, también se pueden encontrar pozas donde se pueden criar paiches, estos son desarrollos que se han ido generando poco a poco.

 

Los paisajes de Iñapari son de una naranja en su cielo que solo se pueden encontrar en la selva amazónica, hay tantas cosas que aún faltan por descubrir y ahora nosotros estamos invitados a ser los protagonistas del cambio, solo debemos de aventurarnos a conocer cada vez más estos lugares que aún son poco conocidos por los tradicionales turistas.

 

Espero que hayan podido disfrutar tanto como yo de esta experiencia en la región de Madre de Dios que en verdad es solo un pequeño pedacito de todo lo que se puede encontrar aquí. Vengan y desconéctense de la ciudad y de su día a día, la biodiversidad de Madre de Dios los espera a cada uno de ustedes.

 

 

¡Gracias!

Publicado por  Adriana Leano

Blog: Sudamérica
Etiquetas: Blog Erasmus Perú, Perú, Perú

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.