esbecazh-CNzh-TWhrcsdanlenettlfrglkadeelhtiwhihuisidgaitjakoltmkmtfaplptrorusrskslthtrukvi

Juana Payaba, nativa que ganó a mineros ilegales

Publicado en Artículos de Interés
¡Escribe el primer comentario!
Valora este artículo
(0 votos)

En el 2010 Juana Payaba Cachique era presidenta de la Comunidad Nativa de Tres Islas (comunidad de Shipibo y Ese’ejas de la provincia de Tambopata, región Madre de Dios). En ese entonces las empresas “Los Pioneros” y “Los Mineros” ingresaban libremente a los territorios de la comunidad con cargamentos destinados a la tala y minería ilegal.

Con esas actividades, explica la exdirigente, “no sólo destruían el territorio comunal, sino que aumentó los bares, cantinas y casos de prostitución infantil. Nosotros lo que pedíamos era vivir en un ambiente sano, sin contaminación de ríos, y lo más importante, es que nuestros hijos vivan bien”.

Entonces la valiente dirigente junto con su directiva, respetando los acuerdos de la asamblea comunal –103 familias- empezó a destruir el camino que era utilizado por los mineros y taladores ilegales que ingresaban a los sectores de Palmichal y Playa Grande, a orillas del río Madre de Dios. 

En represalia, las empresas de transportes “Los Mineros SAC” y “Los Pioneros SCRL” denunciaron penalmente a Juana Payaba Cachique, Sergio Perea Ponce, Marlene Racua Chávez y Esperanza Gonzales Perdiz, todos directivos de la comunidad, e interpusieron una acción de habeas corpus por vulnerar el derecho al libre tránsito. Y por si fuera poco, también –y con el resguardo de 100 policías- los ilegales derribaron la caseta y tranquera que los comuneros habían colocado. Entonces, el caso fue llevado a los tribunales.

En la vía judicial, los transportistas ganaron el proceso a la comunidad y denunciaron penalmente a Juan Payaba y a los directivos quienes incluso tuvieron, en dos oportunidades, órdenes de captura que lograron superar luego de penosas jornadas.

Como siempre, la justicia local salió a favor de los más poderosos económicamente. Y es entonces que los comuneros trasladaron el caso a instancias superiores, como el mismo Tribunal Constitucional y al Instituto Internacional de Derecho y Sociedad (IIDS). Además, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) acogió el pedido y convocó por primera vez en su historia, a una audiencia sobre “Jurisdicción indígena y derechos humanos”, la cual tuvo lugar en la ciudad de Washington.

Hace unos días, el 29 de mayo para ser más exactos, el Tribunal Constitucional peruano declaró fundada la demanda de hábeas corpus interpuesta por la Comunidad Nativa Tres Islas contra la sentencia de hábeas corpus emitida por la Sala de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Madre de Dios. Y declara cerrado el caso. Así, el Tribunal Constitucional deja en claro que se estaba vulnerando la propiedad territorial de la comunidad.

“Yo luché por las nuevas generaciones, por mi comunidad”, dice Juana Payaba, al tiempo de asegurar que “este hecho servirá como antecedente para que nunca más se cometan estos atropellos a las comunidades nativas”. Se trata, sin duda, de una mujer y de una comunidad que ha sabido hacerse respetar. Por su indesmayable lucha, a doña Juana Payaba deberían incluirla en la Asociación Mujeres Batalla.

Por lo pronto, este 16 y 17 de junio, la congresista Marisol Pérez Tello arribará a la Comunidad Nativa Tres Islas para informar de los detalles de esta batalla ganada. “Se trata de la primera vez que un congresista visita nuestra comunidad”, asegura la luchadora social.

 

Texto y fotos: Iván Reyna Ramos

 

 

 

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.